Seis grados de separación

Teoría de Frigyes Karinthy, popularizada a través del libro “Six Degrees: The Science of a Connected Age” del sociólogo Duncan Watts, que asegura que es posible acceder a cualquier persona del planeta en tan sólo seis “saltos” o contactos diferentes.

La idea está basada en que el número de conocidos crece exponencialmente con el número de enlaces en la cadena, y sólo un pequeño número de enlaces son necesarios para que el conjunto de conocidos se convierta en la población humana entera.

En el siguiente enlace de la Wikipedia Seis_grados_de_separación se puede consultar con más detalle esta teoría.

 

 El número de Dunbar (150)

Teoría del antropólogo Robin Dunbar. Dunbar teorizó que un grupo con un tamaño de 150 personas debía tener un incentivo muy alto para mantenerse juntos. Para que un grupo de este tamaño posea esa cohesión, Dunbar especuló que por lo menos un 42% del tiempo del grupo se debía dedicar a la socialización.

Así, aproximadamente 150 sería el número máximo de relaciones en las que conoceríamos quién es cada persona, a qué se dedica y qué relación tiene con los demás además de mantener algún tipo de relación con ella

Esta teoría se utiliza a veces para explicar el tamaño de las agrupaciones humanas con el uso de redes sociales. Este límite de 150 personas se rompe con la aparición de los social media. Con herramientas como Facebook, Twitter o Linkedin podemos estar conectados con muchos miles de personas.

Será una relación menos intensa que la que tenemos con nuestra familia o amigos más cercanos, pero seguirá siendo una relación que puede dar frutos, incluso en el aspecto profesional.

 

Ver información complementaria en el siguiente artículo de la Wikipedia  Número_de_Dunbar

 The Tipping Point

En su libro The Tipping Point (El punto clave), Malcolm Gladwell sostiene que las ideas, así como los productos o comportamientos, se diseminan de la misma manera que los virus hasta llegar a un punto (tipping point) donde son imposibles de parar.

La tesis expuesta en el libro indica que hay básicamente tres elementos que pueden detonar epidemias sociales: la participación de personas extraordinarias (ley de los pocos), la existencia de un “mensaje” extraordinario (el factor de pegajosidad) o un contexto extremadamente favorable (el poder del contexto).

Cuando se dan algunas de estas condiciones o alguna combinación de ellas, es altamente probable que una idea o una práctica determinada acabe por “infectar” a un gran número de personas y viralizar una idea o mensaje.

Uno de los factores críticos para el éxito o fracaso de una “epidemia social” es el relacionado con las características de las personas involucradas. Gladwell divide a las personas en 3 grupos:

  • Conectores: aquellos cuya red de contactos es muy superior a la media e incluye diversos “mundos”.
  • Especialistas: aquellos que recolectan información sobre determinados temas y la comparten con sus grupos de contactos.
  • Vendedores: aquellos con alto poder de persuasión y negociación.

Los planteamientos de esta teoría son interesantes para tratar de aplicarlos en la dinamización de comunidades y redes sociales y la viralización de contenidos y mensajes en dicho contexto.