Tipos de redes sociales

Hay multitud de redes sociales con objetivos, temas y contenidos diversos (ver más abajo los enlaces de recopilaciones) y no hay unanimidad a la hora de clasificarlas.

La clasificación más simple y generalizada es la que establece dos grandes categorías, cada una de ellas con sus correspondiente tipologías: Redes horizontales o de propósito general y Redes verticales o especializadas.

1. Redes horizontales: buscan proveer herramientas para la interrelación en general. Dentro de este grupo, podemos establecer 3 subgrupos en función de los objetivos perseguidos:

  • Redes generales de ocio o no profesionales: unen a grupos heterogéneos de personas con una intención principalmente de socialización, relación personal y ocio. (Ejemplos: Facebook, Tuenti, Google+ , Orkut, Bebo …).
  • Redes profesionales: tienen por objetivo relacionar a profesionales de diferentes ámbitos para facilitar el networking y la relación profesional entre ellos. ( Ejemplos: LinkedIn, Xing, Ryze, Plaxo, …)
  • Microbloging: también entendidas como una evolución de los blogs, su objetivo es facilitar la expresión de sus usuarios a través de la publicación de contenidos breves (textos, fotos, videos …). Dentro de estas hay abiertas ( Twitter, Jaiku, Plurk, Pownce…) y cerradas a un entorno profesional o intranet (Yammer, Present.ly …)

2. Redes Verticales: aquellas que se han marcado un propósito de especialización porque van dirigidas a algún público u objetivo específico, y entre las que cabría distinguir dos tipos:

  • Especializadas por el tipo de contenido: redes sociales cuyo objetivo es compartir un tipo determinado de contenido (vídeos, fotos, presentaciones …)
  • Fotografía: Flickr, Panoramio, …
  • Música: Last.fm, Blip.fm, …
  • Vídeo: YouTube, Vimeo, Dailymotion, Joost, Blip.tv, …
  • Presentaciones: Slideshare …

También podríamos incluir en este último tipo a las redes exclusivas y limitadas a un selecto club de clientes con alto poder de compra o de influencia. Suelen ofertar productos o servicios de lujo. Ejemplos: islandx, asmallworld

Tipos de comunidades online

Al igual que sucede con las redes sociales, hay diversas aproximaciones a la hora de clasificar la gran variedad de comunidades online existentes.

Algunos autores, basándose en la Teoría de los Usos y Gratificaciones las clasifican en función de la gratificación que los usuarios  obtienen de ellas y así, puede hablarse de comunidades que satisfacen necesidades de Socialización, Profesionales, Información, Colaboración, Formación,  Diversión, Reconocimiento o Compensaciones Materiales o Económicas.

Una misma comunidad, aunque pueda estar enfocada o centrada a una necesidad concreta, puede satisfacer simultáneamente varias de las gratificaciones mencionadas.

Otros autores, en función del foco central de motivación que mueve la creación de la comunidad, establecen tres tipos básicos:

  • Comunidades centrada en personas: en estas, la gente se une a la comunidad fundamentalmente para disfrutar del placer de su mutua compañía. Los chats serían un ejemplo de este tipo de comunidad.
  • Comunidades centradas en temas: aquellas en las que sus miembros comparten un interés común sobre alguna materia o tema más o menos específica. Así, se reúnen para conversar sobre  un tema concreto o para contribuir a la creación de un contenido o de un proyecto común.
  • Comunidad centrada en acontecimientos: formadas por una agrupación de personas interesadas en un acontecimiento concreto, como pueden ser los oyentes de un programa de radio o los participantes en un chat con invitados. Estas comunidades pueden tener carácter coyuntural y sus miembros pueden no volver mantener más contacto entre sí.

Si atendemos a las normas de funcionamiento, también cabe hablar de:

  • Comunidades online abiertas: si el acceso es abierto y los recursos de la comunidad está a disposición tanto de los miembros como de personas ajenas a la comunidad.
  • Comunidades online cerradas: si existe algún procedimiento que impide a las personas ajenas a la comunidad el acceso, de tal forma que los recursos, materiales, producciones, histórico, etc. sólo son accesibles para los miembros de la misma.

Como elemento complementario de su funcionamiento, también podríamos fijarnos en el nivel de control existente sobre las intervenciones de los participantes y hablar de comunidades libres (en las que no existe ningún tipo de control) o comunidades moderadas (gestionadas por moderadores que controlan las normas de uso aceptadas por los miembros).

De todas formas, quizás la clasificación más difundida es la utilizada por Hagel y Armstrong (1997) que establece dos grandes clases con sus correspondientes subdivisiones:

  • Comunidades orientadas hacia el usuario. Los usuarios definen el tema de la comunidad. Dentro de estas cabe distinguir comunidades:

Geográficas: agrupan personas que viven en una misma área geográfica o interesadas en intercambiar información sobre un área geográfica, por ejemplo: amantes de Paris, de la India, etc).

Demográficas: reúnen usuarios de características demográficas similares, por ejemplo: jóvenes, personas de edad madura, mujeres, personas de una misma profesión.

Temáticas: orientadas hacia la discusión de un tema de interés para los usuarios, de tipo científico, profesional, cultural, político, comercial, ocio y entretenimiento,  económico o social.

  • Comunidades orientadas hacia la organización: el tema es definido según los objetivos y áreas de trabajo de la organización donde reside la comunidad. Se pueden subdividir en:

Verticales: agrupan usuarios de empresas de diferentes ramas de actividad económica (u organizaciones de diferentes áreas institucionales de la sociedad).

Funcionales: se refieren a un área específica del funcionamiento de la
organización, por ejemplo: producción, mercadeo, relaciones públicas.

Geográficas: concentradas en una zona geográfica cubierta por la organización, por ejemplo: los trabajadores y clientes de la región este, norte, etc. (Hagel y Armstrong, 1997: 118-123)

Algunos enlaces de interés sobre clasificación de comunidades online:

Comunidades de marca

Desde el punto de vista del marketing y el ebusiness las Comunidades de Marca o “brand communities” son un tipo de comunidad de especial interés para los objetivos de social media de las empresas.

Una Comunidad de Marca, también conocida como comunidades de fans, son aquellas que se crean alrededor de la admiración hacia un producto o marca.

En estas comunidades los individuos que la forman voluntariamente se relacionan entre sí de acuerdo al interés que profesan a una cierta marca comercial.

Este tipo de comunidades se han convertido en una de las estrategias que mayor éxito han cosechado en los últimos tiempos en Internet. Si se hacen bien, las comunidades son capaces de incrementar el grado de compromiso y confianza hacia la marca, a la vez que favorecen el incremento en la notoriedad de la misma y la cifra de negocio.

Uno de los ejemplos emblemáticos de comunidad de marca, aunque ya algo trillado, es el de  Starbucks.

En los siguientes enlaces puede consultarse información de interés sobre comunidades de marca:

Recopilaciones de redes sociales y comunidades online

Los siguientes enlaces recogen listas o recopilaciones de redes sociales y comunidades online accesibles por Internet.